Alianza Cívica hace llamado a Paro Nacional ante incumplimiento de dictadura sandinista con acuerdos

La Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia (ACJD) afirmó ayer lunes que se sale de la mesa de negociación con los representantes del dictador Daniel Ortega hasta que se deje libre de manera definitiva a los 232 presos políticos conciliados en la lista de la Comité Internacional de la Cruz Roja. Además hizo el llamado a un paro nacional en los próximos días.

La decisión de la Alianza Cívica viene por las violaciones del régimen a tres puntos de un acuerdo que se llegó sobre la liberación de los presos políticos:

Que antes de las excarcelaciones, el Gobierno se comprometió a observar y respetar las normas y estándares internacionales de tratamiento adecuado y humanitario de los presos”.

El CICR facilitaría un proceso de excarcelación, según la lista conciliada de presos, el Gobierno se comprometió a la liberación definitiva de todos los presos políticos a más tardar el 18 de junio de 2019.

La organización aseguró que “el gobierno no solo no ha cumplido, sino que ha violado lo acordado”, ya que el preso político Eddy Montes fue asesinado el pasado jueves 16 de mayo en un ataque de los custodios en el Sistema Penitenciario Jorge Navarro, en Tipitapa, donde también resultaron varios reos heridos y golpeados.

Además sostuvieron que en el tiempo que lleva el CICR en el país no se ha excarcelado ni liberado a ningún preso político. Y agregaron que los representantes del Gobierno se retractaron de la propuesta que hicieron los testigos y garantes de que se realizaran las liberaciones en el mes de mayo.

Los miembros de la Alianza Cívica convocaron además a los empresarios, comerciantes y trabajadores a “construir un proceso de consenso para efectuar un paro nacional y otras acciones cívicas en los próximos días.

“Una vez más no cumplen con su palabra”, fue el reclamo del régimen cuyos delegados sí llegarán al Incae, donde supuestamente también estarían los testigos y acompañantes, el nuncio Waldemar Sommertang y Luis Ángel Rosadilla, enviado especial de la Organización de Estados Americanos (OEA).

Según las cuentas del oficialismo, esta es la decimotercera vez que se estancan las conversaciones que iniciaron el 27 de febrero pasado para encontrar una solución a la grave crisis de social, política y económica causada por los abusos de derechos humanos del régimen orteguista contra los nicaragüenses, incrementados desde el 18 de abril del 2018.