Afirman que líder sandinista de Jinotepe Junieth González Silva muere por “castigo divino”

Es señalada por movimientos autoconvocados de apoyar ataques armados contra civiles en la “operación limpieza” contra los jinotepinos y de participar en irrespeto a líderes de la Iglesia Católica de la zona

De luto están los sandinistas de Jinotepe tras la muerte de Junieth González Silva, líder del partido dictador Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN) y acusada por movimientos autoconvocados y sociales de haber denunciado y participado en los ataques, capturas, desapariciones y hasta de muerte de los civiles opuestos al gobierno de los Ortega Murillo.

González Silva queda prácticamente en coma tras caer de un caballo en los hípicos de las fiestas en honor a Santiago Apóstol, ella participaba de una normalidad impuesta por los sandinistas, tras el ataque brutal perpetrado contra los autoconvocados, que deja gran cantidad de muertos y desaparecidos.

La líder sandinista Junieth González Silva había convocado a los seguidores del régimen a atacar a los obispos en parroquia Santiago.

González Silva muere en el hospital Lenin Fonseca de Managua en horas de la madrugada del domingo, ingresada en estado reservado con trauma craneoencefálico severo, producto de la caída del caballo.

En las redes sociales movimientos autoconvocados y en muchos comentarios la acusan de haber participado en el asedio contra los líderes católicos y de haber estado involucrada en ataques armados contra la población civil de Jinotepe.

Es hija de Arturo González, empleado de Enacal, Jinotepe y la señora Raquel Silva, adiestraba a su caballo el sábado, con el que deslumbraba en los desfiles hípicos de toda Nicaragua.

Lo extraño del suceso es que el equino, se asustó y dio varios saltos lanzando a la jovencita que cayó de espaldas al pavimento sufriendo fracturas craneales.

González fue velada en funeraria Reñazco, de Jinotepe. Su funeral se realiza este lunes.