A pesar que organizadores de Santo Domingo no quieren resguardo de policía sandinista eventos han estado seguros

La policía sandinista no fue invitada para que brinde servicio de protección a fiestas de Santo Domingo, sin embargo hay agentes que resguardan a lo lejos

El padre Boanerges Carballo, párroco de la Iglesia Santo Domingo de las Sierritas de Managua, fue quien anduvo a la cabeza en la roza del camino, el evento tradicional que anuncia la llegada de la imagen de Santo Domingo de Guzmán, el 1ro de agosto, cuando comienzan las fiestas patronales.

Carballo carga consigo la Tajona como co-mayordomo de la fiesta, y ocurre por segundo año consecutivo.

La réplica de la imagen de Santo Domingo, que es conocida como El Mocito, encabezó los bailes y ritos que son vinculados con la fiesta ancestral.

“Queremos invitar a los feligreses devotos y promesantes de Santo Domingo para que celebremos con alegría, orden y devoción para que todos participen orando, con fe y esperanza”, dijo Carballo.

El sacerdote afirmó que el Arzobispo de Managua, Cardenal Leopoldo Brenes, “ha querido que le demos la dimensión y devoción que se necesita en estas fiestas”, aludiendo al distanciamiento con la Alcaldía de Managua, que por muchos años tuvo la Mayordomía de la bajada y subida de la imagen.

En el recorrido, se pudo observar a cientos de personas con vestimenta tradicional, los promesantes y los negritos, que le dan el colorido a la fiesta.

A pesar que la policía sandinista no fue invitada a resguardar el evento, no hubo incidentes de ningún índole, ni de violencia.

Sin embargo la policía resguarda el evento a distancia sin estar en el núcleo principal constituida por la peaña cargada por el comité de cargadores, quien tiene a cargo la seguridad de la imagen y del recorrido.

La rotonda del Cristo Redentor esta adornada con el Palo Lucio, para la celebración del próximo miércoles, mientras las parroquias Santo Domingo de Managua y las Sierritas dan los últimos toques para los diez días de “traqueteo” de las patronales.