22 días esposado a la cama y sin ser atendido por médicos de Hospital Amistad Japón de Granada

Pensar diferente al gobierno de Ortega le ha salido caro a ciudadano de Granada.
Carlos José Hernández Bustos de 31 años, lleva herido de 2 balas disparadas por policías y esposado a la cama del Hospital Amistad Japón de Granada 22 días sin ser atentido.

Ciudadano herido por balas dentro de su propia casa en la ciudad de Granada por policías, después de haber sido secuestrado por los mismos agentes que siguen órdenes del gobierno de Daniel Ortega, lleva más de 22 días esposado a la cama y sin ser atendido por los médicos del Hospital Amistad Japón, supuestamente porque no hay material para ello.

Carlos José Hernández Bustos de 31 años, es el nombre del ciudadano quien es prácticamente torturado y posiblemente podría perder su pierna. Mariela García, cónyuge del hombre que no ha sido intervenido médicamente, denuncia que lleva días sin ser atendido por especialistas.

“Tiene 21 (22) días y no se ha bañado, no puede ir al baño, no se puede valer por sí solo, ya lo dejaron desgraciado”, exclamó la pareja doliente de Carlos, quien agrega que además de esposado a la cama esos días, hay 3 policías con armas AK que protegen el cuarto.

Los disparos le quebraron el fémur y los médicos del Hospital Amistad Japón se hacen de la vista gorda para no operarlo ni atenderlo. Carlos José está en alto riesgo de perder la pierna y hasta la vida en el peor de los casos, dice García.

La noticia en el Noticiero Acción 10…