200 nicas opositores al régimen sandinista con riesgo a ser deportados de EEUU

La CPDH hace gestiones para evitar que los 200 civiles no sean entregados prácticamente en las manos del régimen Ortega Murillo

Hay esfuerzos para que Estados Unidos entregue el asilo político a 200 nicaragüenses que huyeron del país debido a las persecuciones del régimen sandinista por ser parte de las protestas contra el dictador Daniel Ortega, informa Marcos Carmona, secretario ejecutivo de la Comisión Permanente de Derechos Humanos (CPDH).

“Nosotros en la oficina de Miami recibimos alrededor de 200 solicitudes, donde denunciaron los hechos y por qué migran hacia los Estados Unidos, dado que estaban siendo perseguidos y amenazados”, dijo el representante de la CPDH.

La CPDH detalla que en los últimos ocho meses las autoridades norteamericanas han deportado a más de 600 nicaragüenses, donde hay varias expulsiones “masivas”, de más de un centenar en un mismo día. Al regresar a Nicaragua, la vida de los que participaron en protestas contra Ortega comienza a estar seriamente amenazada, aseguró Carmona.

“Nosotros hemos tratado de convencer a las autoridades migratorias de Estados Unidos, hemos hablado con algunos congresistas y senadores para que apoyen a nuestros compatriotas porque aquí no hay garantía de su vida, no hay retorno seguro al país con la política que tiene este gobierno con las personas que participaron en las protestas”, agregó.

Carmona manifestó también que los nicaragüenses que están en el Centro de Detención de Stewart, en Georgia, se encuentran a la espera que se les solucionen sus casos, están en malas condiciones, por lo que han coordinado estrategias de apoyo con abogados y centros católicos que se dedican a este tema.

Más de 70.000 nicaragüenses han salido del país desde abril de 2018, de acuerdo a Naciones Unidas y organismos humanitarios locales e internacionales, porque tienen bastante temor de ser capturados por la Policía o paramilitares después de haber participado en protestas contra el régimen de los Ortega Murillo.

Qué opinas...

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *